sábado, 21 de marzo de 2009

Querido Amor

Recibí tu carta luego de una larga espera, no imaginas como la leí y mil veces la releí, la abrase incluso creyéndote en ella.
Es hermoso saber de tus logros y de lo que sientes, de cuantas cosas haz conocido y aprendido en una cultura totalmente diferente a tus raíces.
Sabes el domingo se celebro el día de la mujer, y a pesar de no tenerte cerca me sentí Mujer dichosa.
Estuve leyendo un artículo donde su autora hace una reflexión hermosa sobre la mujer, y donde expresa su negación a esa celebración, pues considera que los 365 días del año le pertenecen a la mujer.
Y realmente creo que le cabe la razón, pues son nuestros en esencia, desde el amanecer del día hasta el ocaso e incluso en las noches nuestra magia adorna las estrellas.
Describía las batallas que las mujeres han tenido que enfrentar a través de los tiempos, y las mentes moralistas que debieron enfrentar. Hacia referencia a la Poeta Uruguaya Delmira Agustini y a su poesía erótica.
Se que pudo sentir ella, a través de su escritura, pues creo que yo misma vivo ese preconcepto aunque en menor agresión .
Creo que aún hoy se mira de una manera controversial a quienes osamos tocar esos temas, como si nuestro cuerpo y mente sintieran distinto a los del hombre. Como si se nos tuviera prohibido poder expresar el sentir de la piel.
Al contrario nadie mira y admira la mujer que día a día amanece sin sol para salir de mangas arremangadas a la calle, para sostener los hijos que con alguien procreo, pero que cría en el abandono de su pareja.
Esa mujer que hace de tripas corazón al enfrentar un mundo hostil y negado para ella.
Pero lo que realmente me importa en este instante es todo aquello que puedas estar viviendo y sintiendo desde ese rincón al que desearía poder trasladarme y envolverme en ti. Para decirte mil veces al oído que Te Amo y siento la inmensidad de los días en tu ausencia.
No quiero hacer larga y extensa mi carta, solo deseo que sepas que en cada instante tu ausencia se hace presente tras los recuerdos que cuido y me mantienen el corazón palpitante de este sentir que renace cada día.
Siempre Tuya

martes, 17 de marzo de 2009

Caracas, 17 de marzo de 19…..

Querido Amor….

Es extraña esta sensación de no tenerte en frente pero seguir susurrándote todo lo que siento.
Sabes ayer me encontré con unos viejos amigos nuestros, preguntaron por Ti, como me sentía Yo.
Muy poco pude decir de ti, pues desde tú última carta el silencio me desmiembra el alma día a día. Me ahogo en las noches en sueños que no alcanzo a comprender.
Hablamos largo sobre lo difícil que es todo esto. Mis días parecen dibujarse bajo un mismo patrón y color gris, me haces inmensa falta.
La misma jornada conocida por todos, nadie de quienes me conocen podrían equivocarse, en las mañanas en el Cole, las tardes en casa, haciendo mil piruetas para hacer menos duro el tiempo repleto de tu ausencia.
Una salida inesperada a un Centro Comercial para comprar algo que Urge, faltas tú en esa cotidianidad que me haces romper los esquemas.
El tiempo es un puente sin principio ni final realmente, es un vasto horizonte realmente.
En instantes me pregunto porque tanto silencio, ojala existiera un medio más coherente que nos brindara mayor cercanía en esta ausencia.
Algún día alguien inventará una manera de poder enviarnos las cartas en segundos, quien sabe si hasta nos podamos ver como oír a través del teléfono.
Me haces falta, y como te extraño.
Se me olvidaba decirte ayer Rosa te mando saludos, sus hijos están inmensamente grandes. Y a Luis lo ascendieron en el Trabajo, ya es jefe de depósito, claro Rosa se burla de él, pues le dice que mande allá pues en casa no hay ascensos.
Bueno voy aprovechar que voy al Centro y así deposito estas líneas que espero leas y me contestes, pues me Urge saber de ti, que has hecho, como es ese lugar que tiene la dicha de tenerte. Cuídate y recibe un dulce beso.

Siempre tuya…Te amo…
Yttel

Caracas, 17 de Enero de 19…..

Querido Amor….

Hoy después de tanto tiempo, sentí el alma resurgir, al recibir tus primeras letras luego de tanto silencio.
Tome en mis manos ese sobre que me entrego e cartero y lo abrase como si te abrazara a Ti.
Me cuentas que estas en un lugar dónde es difícil enviar correspondencia, solo te pido que jamás olvides que en este lugar, alguien palpita intensamente por sentirte cerca, aunque tan sólo sean a través de unas simples líneas.
Desde que te fuiste, nada parece igual aunque sean las calles que siempre e caminado, los días se hacen intensamente largos.
Ayer fui a la playa y sentada frente a la inmensidad del Océano me pregunte una y otra vez en que punto del Horizonte pudiera trazar una línea en la cual ampliar mi mirada, para poder verte.
Siento inmensamente tú ausencia, mi cotidianidad carece de ese tiempo que compartíamos juntos, ese caminar entre los árboles.
Sólo quiero que sientas el mismo vacío que siento Yo. Y así como yo traigo a mi mente los instantes hermosos vividos, creo que podemos estar conectados amándonos desde la distancia que nos mantiene alejados.
No quiero concluir esta carta sin antes decirte que eres especial y pedirte que cada vez que puedas, unas palabras para regalarme en cada frase ese dulce beso, que se que me darías en cada instante.
Siempre tuya…Te amo…

Yttel

Ellas mantienen pensamientos y sentimientos silenciados en cada letra y frase que quedaron plasmadas en esas cartas que jamás encontraron el instante preciso de ser enviadas,
a quien las quisimos hacer llegar, distancias que se acercaban y que quedaron inscritas en el añil de un papel sutilmente perfumado.
Cartas dulcemente esperadas,
Otras veces fueron la forma de concluir un cuento que se creyo perpetuo en el tiempo.
Muchas son las cartas que se guardan como tesoros secretos de un tiempo, un sentir, una suplica, un amor y desamor al mismo tiempo.
Quien no ha comenzado con una misma frase…..
Querido Amor.